50 años de estudios confirman que los hijos de madres trabajadoras crecen bien educados



Aunque este tipo de estudios se me hacen nada más una confirmación a un hecho, vale la pena bloguear acerca de un artículo publicado en la revista TIME.

El texto resume que 50 años de estudios confirman que que los hijos de madres trabajadoras no resultan afectados negativamente por el hecho de salir a trabajar.

Esta revisión se enfoca en aquellas madres que regresan a trabajar antes de que los niños tengan 3 años y concluye que no tienen peores problemas de comportamiento que aquellos niños cuyas madres permanecieron en casa.

De hecho, en algunos casos les fue mejor. El estudio apareció en el Psychological Bulletin y revisón 69 estudios entre 1960 y 2010.

Los investigadores se enfocaron en resultados académicos y de comportamiento y encontraron poca evidencia que sugiera que las madres que trabajaron a tiempo completo o parcial tengan hijos con problemas más tarde en su vida.

Además, hubo una relación positiva entre madres trabajadoras y niños bien educados: los niños cuyas madres trabajaron cuando ellos tenían menos de 3 años más tarde tuvieron mayores logros de acuerdo a sus profesores.

También encontraron que estos niños tenían menos problemas de ansiedad y depresión.

La única desventaja fue que las madres de niños cuyas madres trabajaron en el primer año de sus vidas tendía a tener menores calificaciones académicas que aquellos de las madres que no lo hicieron. Sin embargo, los niños cuayas madres estaban empleadas cuando los niños tenían más de un año y hasta los 2 tuvieron mayores calificaciones que los niños con madres que se quedaron en casa

El debate acerca de las madres trabajadoras muchas veces se enfoca en las madres de altos ingresos y con estudios universitarios. Pero la mayoría de las madres trabajadoras tienen pocas opciones y deben trabajar para ayudar o mantener a la familia, especialmente en las que sólo tienen una persona a cargo de la familia.

Pero el estudio encontró que los niños de madres trabajadoras les va mejor que a aquellos que no.

No es sólo el dinero extra que las madres traen a casa lo que ayuda a los niños, aunque sí es un gran factor. Otro estudio sugiere que una madre trabajadora les da un ejemplo positivo acerca del valor del trabajo duro y disminuye otras causas no económicas de estrés en la familia.

En un punto de vista muy personal, creo que se trata de darle reglas, estructura y base a los niños (cosa que es complicado lograr ya sea que estés o no en casa). Si en un hogar no existe esto, aunque se quede toda la familia en casa no tendrá el menor éxito con los niños.

También creo que para educar a los niños no todo se le debe dejar a un solo miembro de la familia. Muchas mujeres mexicanas saben esto y se apoyan en sus esposos, sus propias madres, en parientes cercanos, en personas de confianza para cuidar a los niños cuando ellas no están en casa. Pero se necesita un cambio más profundo de actitud, como tomar un papel activo y no de "cuidador sustituto" de los niños (hablando de aquellos padres que en estos tiempos no se involucran en nada relativo a la crianza).

Y es que no se puede negar que las mujeres ya no pueden darse el lujo de no aportar monetariamente al hogar, así que en una familia no se pueden tomar posiciones simplistas de "las mamás cuidan a los hijos / los papás salen a trabajar".

Y ante estos cambios debería, según mi idea, haber un poco más de visión social para que los niños de futuras generaciones sean bien educados. Dejar de culpar y comenzar a ayudar sería mucho más efectivo para lograr una mejor sociedad.

blog comments powered by Disqus
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Perfil de Detrás de Mi Cristal en Google+