Verdaderos cambios por las mujeres



Share
Increíble fue hoy ver y escuchar, vía Ustream, la plática sobre Mujeres en Democracia, organizado por Propuesta MCD ((Movimiento Ciudadano por la Democracia).


La plática fue acerca de las condiciones que viven hoy día muchas mujeres en este país y en el mundo. Datos como que el apenas el 1 por ciento de las mujeres cuentan con patrimonio propio y que 50 por ciento de las mujeres sólo se encargan de su hogar (no estudian, trabajan o tienen otras actividades), son sorprendentes en pleno siglo XXI.

En este segmento participaron Margarita Guille Tamayo, hablando de "Más mujeres al Poder", Nadia Sierra Campos, del grupo Las Insurgentes, y otra ponente cuyo nombre no alcancé a escuchar, con su plática de "Autonomía, Empoderamiento y Autogestión de las mujeres".

Datos impresionantes acerca de las mujeres que viven situaciones de marginación como que apenas 30 por ciento de las mujeres con empleo, por ejemplo, no tienen seguridad social, que hay más mujeres que son madres analfabetas que madres que tengan un empleo, que esas mujeres que no estudian o trabajan (no por elección, como decía en el post anterior, sino por pobreza o falta de oportunidades) son las que educan a todos los niños en México.

¿No deberían los políticos, tan "preocupados por la familia", enfocar todos sus recursos a atender a esta mitad de la población tan marginada, que en la práctica es quien se encarga de sacar adelante a la familia? Dar los recursos para que estas mujeres cuenten con formas de trabajar, de estudiar, que no sólo sea demagogia y moda lo que dicen, sino que se traduzca en acciones reales.

Ya en un artículo en el suplemento a propósito de Hispanic.LA decía que no se trata solamente, por ejemplo, de criminalizar a las mujeres que decidan controlar su vida y su cuerpo con un aborto, sino ofrecer medidas útiles y reales para evitar en primer lugar que una mujer llegue a esos extremos.

Lo mismo ocurre en todas las políticas públicas que atañen a las mujeres: no se trata de ser paternalista y simplemente victimizar a las mujeres o hacerlas clientas de los programas sociales que las hacen un grupo a la mano para que voten por tu propuesta cuando sean elecciones. Se trata de crear políticas públicas que realmente ayuden a esas mujeres a crecer, salir adelante, ya sea solas o con sus parejas, y que si son cabeza de familia, puedan vivir dignamente con sus familias y quizá ayudar a otras mujeres.

Hay que cambiar la visión de que las mujeres sólo son consideradas como sujetas de derecho en lo que se refiere a su función biológica como madres (como lo plantea, desgraciadamente, la Ley Federal del Trabajo). Igualmente, dejar de cargarle todo el peso de la educación y cuidado de los hijos a las mujeres y darles a los hombres la posibilidad de pedir permisos y tiempo cuando se necesite su presencia en situaciones familiares (desde ir a dejar a los niños a la escuela y guarderías, acudir a eventos especiales, atenderlos cuando su esposa no pueda) sin despreciarlos o castigarlos por querer involucrarse en la familia (como también escribí aquí.


Me pregunto si, en estas fechas de tanta apología a las madres y también en las fechas del Día de la Mujer más bien no deberian de promoverse acciones tanto para ayudar a todas esas madres pobres, analfabetas y sin empleo que hay en este país o a las mujeres que no son madres, pero que también padecen acoso sexual, marginación, falta de oportunidades, machismo en general porque ellas son parte de esta sociedad y quienes muchas veces pueden hacer cambiar su entorno. ¿Qué vamos a hacer al respecto?

blog comments powered by Disqus
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Perfil de Detrás de Mi Cristal en Google+