Objetividad y nuevos medios




Share


SAN FRANCISCO - SEPTEMBER 30:  A stack of news...Image by Getty Images via Daylife


Ayer, vía Twitter, me llegó un artículo publicado en Mi Gente Informa titulado El Criterio de la Objetividad en el Periodismo, en el que se reflexiona, entre otras cosas, acerca de cómo "el criterio de la objetividad en el periodismo ha servido para las mejores causas y también ha sido manipulado para las peores".

El artículo explica que el hecho de querer darle objetividad y balance a las notas que genera, por ejemplo, un periódico, han sido fuente de su parálisis, debido a que con tal de darle una supuesta objetividad a una nota se busca presentar la información como una trama en la que actúan dos partes opuestas, cuando a veces la realidad tiene muchos aspectos, no necesariamente opuestos, y el del balance debido a que muchos periódicos, con tal de tener acceso a la información que generan órganos de gobierno o actores igual de influyentes, busca siempre la opinión de estos poderes para evitar que los marginen informativamente.

Les recomiendo leer todo el texto, ya que explica ampliamente estas dos nociones, sin embargo, en mi caso me dio pie para reflexionar en algo adicional: ya que los periódicos, revistas, televisión, radio, es decir, los medios masivos, muchas veces están condicionados a la información que le quiera proporcionar el gobierno u otros organismos poderosos, entonces el papel de críticos de todo aquello que los medios no pueden mencionar podría estar en manos de los nuevos medios (y de hecho ya está sucediendo en muchos casos, como lo menciona Axel Woolfolk en su artículo en el Huffington Post, Se multiplican los bloggers independientes, uniéndose para enfrentar violencia y elecciones.

Como nuevos medios me refiero a blogs, podcasts, redes sociales, etc. usadas como fuente de información, formal o informal, de situaciones que no son reportadas por las medios masivos de comunicación. Es un hecho que sobre los medios masivos hay todo tipo de presiones por parte de gobierno y gente poderosa (por ejemplo, las grandes empresas, que pueden recurrir a retirar publicidad en un medio si éste publica algo que las afecte).

Sin embargo, un blogger, un podcaster, un usuario de redes sociales como Twitter, alguien que puede ser un periodista independiente o un simple ciudadano, no está supeditado a estas situaciones. Tiene mucho menos recursos que los que puede tener un gran medio, sin embargo, sólo se responde a sí mismo en el momento de elegir un tema que comentar.

Por supuesto, el hecho de responderse a sí mismo tiene esa ventaja, aunque también desventajas, dependiendo del conocimiento e intenciones de esta persona. Puede ser que no tenga noción alguna acerca de las técnicas y reglas del periodismo, acerca de ética, de comprobar datos, de verificar con varias fuentes antes de tratar cierto tema, es cierto. También puede ser que su intención no sólo sea la de informar, sino tratar de generar cierta reacción favorable o desfavorable para una grupo.

Por esa razón no digo que se le debe de dar toda la credibilidad a los nuevos medios, al igual que no se le puede creer todo sin cuestionar a los medios masivos. Sin embargo, me parece que puede haber fuentes de información o de opinión informada legítimas en estas nuevas formas de comunicación, en las cuales veamos no sólo uno o dos aspectos de un tema, sino las diferentes aristas y situaciones que presenta, desde un punto de vista fresco porque no tiene presiones que lo hagan autocensurarse.

Me parece que esa es la riqueza que pueden ofrecer los nuevos medios, incluso aunque quien sea responsable de los contenidos no tenga las técnicas periodísticas o sólo cuente con recursos propios para obtenerlos. No digo que desaparezcan los medios tradicionales, al contrario, creo que tienen un papel muy bien definido e importante, pero el tener diferentes puntos de vista, no dependientes de ninguno de los poderes políticos y económicos de un país, sólo puede ser benéfico, la cuestión es que los generadores de contenido en nuevos medios se decidan a ser los ojos y oídos de los demás, sobre todo en temas que los medios no puedan (o incluso no quieran) reportar.

Reblog this post [with Zemanta]

blog comments powered by Disqus
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Perfil de Detrás de Mi Cristal en Google+