Colapso del Estado Mexicano, ¿realidad o ilusión?

En una reciente plática que tuve con conocidos de Twitter, estuvimos discutiendo qué tan ciertas o falsas, alarmistas o reales son las afirmaciones de que México está al borde del colapso como Estado.

De acuerdo a un informe elaborado por el Comando Conjunto de las Fuerzas de Estados Unidos (aquí, el documento, pdf, en inglés), en México es “menos probable (que suceda, a comparación con Pakistán), pero el gobierno, sus políticos, la policía y la infraestructura judicial están todos bajo asalto y presionados de manera sostenida por bandas criminales y cárteles de la droga”.

Mientras que un gobierno extranjero crea un informe de este tipo en el que señala la posibilidad de un colapso del Estado, en México vivimos una serie de realidades fragmentadas y que no nos permiten llegar a una conclusión real de lo que está sucediendo. Algunas personas no se han visto afectadas o no ven cercana la violencia que se vive en el país (asaltos, decapitaciones, secuestros, balaceras, granadas en cuarteles policiacos, entre otros) mientras que otras conocen han vivido al menos un caso de violencia o conocen a alguien que lo ha vivido.

El gobierno, a lo más, se conforma con presentar las cifras de denuncias por casos como éstos, sin tomar en cuenta, de forma muy conveniente, que existen más casos no denunciados debido a la ineptitud de las autoridades judiciales para conseguir resultados, por lo cual no existe verdaderamente una estadística real de lo que está sucediendo en México.

Se afirma que solamente en el norte del País es donde se está viviendo la mayor concentración de problemas, pero si comenzamos a hurgar en las publicaciones periodísticas, los casos no sólo se han reportado en zonas como Chihuahua o Sonora, sino han ocurrido por toda la República.


Tampoco es fácil saber si los asesinatos son verdaderamente peleas entre bandas para obtener el control de los territorios por los que pasa la droga o un intento de debilitar e incluso apoderarse del poder.


Ojalá hubiera más iniciativas de cooperación ciudadana (como la que propone en su blog Rosaura Ochoa, quien también participa en Twitter como @laquesefue) para tratar al menos de ayudarnos entre todos a señalar los lugares donde se cometen crímenes, los tipos, a denunciar lo que ocurre, ya que nuestras autoridades han tomado la costumbre de declarar que lo que pasa 'son peleas entre el narcotráfico' y con ello dejan de investigar y su 'combate' a este sector delictivo se limita a realizar acciones espectaculares que poco llegan a las verdaderas raíces del problema.


Como decía otro compañero blogger y twitterer, @ACIDMinds, atacar por ejemplo las finanzas de estos grupos con una policía fiscal (que vigile movimientos sospechosos o inusuales de dinero e incaute en caso necesario) sería más útil que medidas para los medios como el despliegue del ejército o la captura de 52 narcos pertenecientes al cártel de Sinaloa en EU en cooperación con México (en donde incluso lo presentaron como 755 narcos en todos los medios mexicanos, sin aclarar que fue en suma y a lo largo de 2 años).

Mientras tanto, la mayoría de los mexicanos continuamos en la oscuridad y sin saber exactamente qué pasa en nuestro propio país. La mayoría sigue con sus actividades diarias y, mientras no corra riesgos innecesarios y obvios (presumir de sus bienes, visitar zonas peligrosas, acudir a centros de diversión de dudosa reputación, entre otras) muchos pueden continuar con su vida. Pero, ¿durará esto? ¿Colapsará o no el Estado mexicano? Yo espero, por el bien de todos, que esto no suceda.


8 comments:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Perfil de Detrás de Mi Cristal en Google+