De todo un poco

Esta semana estuvo llena, sin duda, de acontecimientos interesantes y relevantes a largo plazo.

Comenzando con la toma de protesta de Barack Obama. Aunque muchos quieran verlo como algo externo al país, la influencia e importancia que EU tiene en nuestro país es innegable. Además de esto el hecho histórico de que una persona afroamericana haya llegado a la Presidencia de Estados Unidos (con toda la ideología que esto trae consigo) es también digna de estudiarse y observarse.

A cuatro días de su gobierno, ha firmado diferentes órdenes ejecutivas, pero las más relevantes son el cierre de Guantánamo; la prohibición de usar técnicas de interrogación, con lo cual se pretende acabar con la tortura; reglas de ética en el Gobierno de EU, entre otras congelar el sueldo a los trabajadores de la Casa Blanca; y, por último, liberó los fondos que otorgaba el gobierno de EU para que en clínicas en el extranjero se puedan practicar abortos.

Con estas órdenes y además, con su actitud y reacciones, Obama demuestra que está dispuesto a llevar a cabo las promesas que hizo durante su campaña. Respecto a la economía, sigue presionando para que el Congreso de EU apruebe las medidas de rescate que ha planteado y como tiene mayoría, posiblemente lo logre.

Otro acontecimiento fue lo declarado por el portero de la Selección Nacional (en la que por lo visto no piden pruebas de coeficiente intelectual para poder entrar), Memo Ochoa. A este deportista nunca le dijeron que zapatero a tu zapato y que las declaraciones mejor se las deje a los que saben hablar: se aventó la puntada de decir que no le parecía que mexicanos naturalizados tengan tantos puestos en la Selección, que los mexicanos nacidos tenían más derecho.

Por supuesto, Ochoa ni cuenta se dio que con ello estaba clasificando como una especie de ciudadanos de segunda a quienes por libre albedrío escogen la nacionalidad mexicana, sea por trabajo o porque en sus países las cosas están tan mal como para aspirar tener otra nacionalidad.

Nunca se dio cuenta que con sus palabras está usando el mismo argumento de aquellos en EU que desprecian a quienes emigran allá y quieren conseguir la nacionalidad, también por trabajar o mejorar su vida. Como decía mi abuelita, calladito se ve más bonito.

Por último, otra de las cosas que llamó mi atención en esta semana es la completa tontería de los comentaristas de Televisa, van de mal en peor. Se aventaron la puntada de decir que por qué, entre los músicos que estuvieron en su inauguración, no estuvo Michael Jackson. ¿Tienen idea de lo que significaría para Obama, en términos de imagen y relaciones públicas, asociarse con Jackson, quien desde hace mucho tiene una imagen más que manchada? No quise seguir escuchando su "análisis" porque se nota a leguas que no están al día ni procuran conocer lo que es verdaderamente actualidad.

0 comments:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Perfil de Detrás de Mi Cristal en Google+