Ciegos, sordos y locos

Parece título de película de los 80, pero así se están comportando nuestros legisladores en el no existente debate por la reforma energética.

Como menciona un amigo en su blog Mediatizando, tampoco los medios han contribuido en mucho a que exista una discusión real de los beneficios o perjuicios de la propuesta de reforma energética.

Los mexicanos nos hemos tenido que conformar con un show de segunda, con una farsa mediática que no está llevando a nada. Para empezar, por aproximadamente 15 días el PRD se apoderó de las tribunas del Senado y del Congreso, impidiendo efectivamente que se realizara cualquier tipo de trabajo legislativo no sólo en este tema, sino en todos los pendientes. Hoy por fin se pusieron de acuerdo para iniciar el debate, el cual por un buen rato hemos estado esperando quienes sí queremos entender a fondo qué es lo que se quiere modificar.

Y no pudimos durante este tiempo saber de qué se trataba debido a que tampoco los otros partidos, al menos los 'grandes', se comportaron de forma más inteligente, puesto que se dedicaron a descalificar cualquier acto u opinión del PRD en vez de realmente buscar la forma de generar un debate REAL, no críticas y descalificaciones.

Como ya se dijo, son pocos los medios que han presentado cuál es la propuesta, en qué consiste, cómo se realizaría de llevarse a cabo, qué partes de ésta son positivas o negativas, simplemente se han dedicado a avivar el melodrama que se vive a nivel legislativo.

A esta parálisis (no sé si mental) de los diputados y senadores no ayudó en nada actitudes como las de Andrés López Obrador, que quedó vergonzosamente exhibido en un reciente audio donde afirma que él no quiere debate, sino que siga la toma de la tribuna. ¡Nuestros políticos de altura!

Hasta ahora, como comenta otro amigo blogger, la información directa de qué es lo que se propone en concreto tampoco ha llegado a los mexicanos. Los políticos se la han pasado 'cacareando' su postura a favor o en contra o su opinión de sus rivales, pero realmente entrar en el meollo del asunto, no.

En fin, es hastiante que en los temas relevantes para nuestro futuro nos traten como si fuéramos ineptos a los que se puede marear con tanto show. Ojalá ahora que liberaron las cámaras de senadores y diputados hagan algo de provecho, pero con todas las pruebas que nos han dado desde siempre de su "preocupación" por trabajar para sus representados, no me quedan muchas esperanzas.

Otro mea culpa de la iglesia Católica

De acuerdo a la BBC, recientemente otra situación embarazosa fue admitida por la Iglesia Católica.

En Alemania, durante la Segunda Guerra Mundial, esta entidad religiosa participó en el uso de prisioneros de guerra y civiles en trabajos forzados.

En un informe difundido este martes, la entidad religiosa aseguró que cerca de 6.000 prisioneros de guerra, la mayoría procedente de Polonia y de la ex Unión Soviética, fueron obligados a trabajar para los nazis en alrededor 800 instituciones que eran regidas por la iglesia Católica, como hospitales, casas de cuidado y monasterios.


Ya había habido un reconocimiento al respecto y la institución admitió haber pagado en compensaciones más de 2 millones de dólares a los afectados sobrevivientes.

Sin embargo, hubo cierta "justificación" al admitir estos hechos.
El presidente de la Conferencia Episcopal de Alemania, Kart Lehman, dijo que el número de trabajadores utilizados por la iglesia Católica era una pequeña fracción si se compara con las 13 millones de personas que se estima fueron obligadas a trabajar para los nazis. Además, añadió Lehman, las condiciones en las que se encontraban quienes trabajaron para la institución no eran tan paupérrimas como en otras partes de Alemania.


Y luego me preguntan por qué no le tengo mucha fe que digamos a este tipo de instituciones grandes, poderosas y "omnipresentes", y por qué no me convence el seguir los preceptos que me dictan personas que dicen actuar 'en nombre de Dios'. En fin.

Aclaro, los preceptos no me parecen tan descabellados, lo que me parece absurdo es que esté apoyado en una institución de hombres que ha demostrado una y otra vez que pierde el camino en lugar de que la religión sea algo más interiorizado, personal y de convicción propia, no algo impuesto y de 'borreguitos' como parecen querer llevarlo actualmente los jerarcas de esta religión en particular.

Maternidad: un cerebro modificado, sabiduría ganada

En la página de la revista Parenthood encontré una reflexión que me pareció bastante pertinente a la etapa que estoy viviendo. La autora, Margaret Renkl, afirma que tenía grandes planes para el tiempo que estuviera en casa con permiso de maternidad.

Según ella, la prioridad era por supuesto querer, cuidar y jugar con su bebé, pero de ninguna manera se convertiría en esas madres que no pueden hablar de otra cosa que no fuera su bebé. Mientras su bebé dormía, rentaría películas y vería las noticias. También leeria libros: novelas, poesía, biografías.

Por supuesto, nada fue de esta manera. Todo se redujo a cuidar de su bebé y dormir. Esto debido a que su hijo dormía en lapsos muy pequeños para poder descansar, por lo cual tuvo que adoptar el sistema de 'dormir cuando el bebé duerme'. Por supuesto, esta esperanzada madre intentó leer "Cumbres Borrascosas", pero después de leer las 4 primeras páginas al menos tres veces sin intender ni una palabra, tuvo que renunciar a su intención.

Además, se encontró a sí misma enviando fotos de su adorable hijo a su familia, escribiendo descripciones detalladas de cada señal de crecimiento que su hijo lograba y leyendo "Qué esperar el primer año".

Todo esto la llevó a la conclusión de que el hecho de que una madre se concentre en su hijo los primeros meses e incluso años no significa que pierda su capacidad de pensamiento abstracto y de involucrarse en el mundo 'sin bebés'.

El hecho de que una mamá no esté reflexionando sobre política y arte no significa que no esté usando lo mejor de su mente. Todo este tiempo que no se utiliza en estas actividades se está usando para un objetivo igual o más importante: ayudar a crecer, a desarrollar en cuerpo y mente a un ser humano, desde su mismo origen. Un ser humano que sea curioso, pero cuidadoso, que tenga cualidades como generosidad, buenos modales, gratitud, buen humor. Es decir, una madre imparte todo un curso de desarrollo humano e interacción social.

Estas actividades mentales cuentan como pensamientos reales. Aunque al lado de cuestiones como las noticias parezcan 'frívolas', al final lo que una madre aprende es cómo un ser humano se forma. A través de la maternidad uno trata de entender, para enseñárselo a nuestros hijos, qué es realmente importante en ese pequeño espacio que los seres humanos tenemos entre el nacimiento y la muerte.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Perfil de Detrás de Mi Cristal en Google+