¿Por qué no podemos respetar las reglas?


A lo mejor no se nota mucho qué es, porque tuve que tomar la foto de lejos para que no notaran en la casa ésa lo que estaba haciendo, pero lo que ven ahí gris es un montón de cemento que los albañiles de esa casa (supongo que con el 'permiso' de los dueños de la casa que estaban remodelando) tuvieron a bien poner enmedio DE LA CALLE....

Sí, como lo oyen, se pusieron a mezclar su cemento no en el jardín de la casa, no, ¿cómo les van a ensuciar más, verdad? En la vil calle ahí en un carril, lo que impedía que, a la hora de más tráfico, los coches avanzaran normal, tenían que esquivar el obstáculo.

En esa misma casa hoy tenían, en la banqueta, como 3 bultos de cemento estorbándole el paso a todos, pero lo que me dio tremendo coraje fue ver que ahí estuvieron un buen rato sin que nadie los moviera o los utilizara y sólo hasta que una muchacha CIEGA (sí, leen bien, ciega) tuvo que pasar por ahí (yo la ayudé a esquivarlos, porque ¿quién carambas se espera unos bultos en la banqueta?)

Y no, no me creo la más grande samaritana del mundo, si lo hice fue porque si hay una bola de estúpidos (los albañiles, los de la casa) que no saben respetar las reglas de que las banquetas no se obstruyen (y lo dice nuestro nuevo y flamante Reglamento de Tránsito del DF y Estado de México) al menos yo no voy a dejar que una chava se caiga por su culpa.

Luego de un rato que regresé por ahí vi que por fin habían movido los bultos, pero por algo a los mexicanos en otros países nos ven feíto.

3 comments:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Perfil de Detrás de Mi Cristal en Google+