Misterio, ¿resuelto?

He esperado todos estos días para volver a postear algo respecto al accidente de Mouriño porque realmente necesitaba leer todo lo que hay respecto al accidente y analizarlo con tranquilidad.

Y aún así, quizá soy muy escéptica, pero la forma en que el Gobierno de México se está esforzando en llegar a conclusiones es, por decir lo menos, muy apurada. Quizá eso hace que le falte credibilidad al asunto.

De acuerdo a la información oficial todo fue un accidente causado por la impericia de los pilotos. Tal vez sí lo fue, pero es un hecho que la forma tan apresurada y llena de contradicciones en que manejó el caso el Gobierno Mexicano como siempre dejó mucho que desear y causó dudas.

En principio de cuentas, no supieron nombrar a un solo vocero, no supieron coordinarse con la gente que estaba en el accidente desde un principio. En el sitio estaba el Jefe de Gobierno del DF, Marcelo Ebrard, luego llegaron otros funcionarios y por último el Secretario de Comunicaciones y Transportes. Para entonces ya se había filtrado a la prensa que había habido llamado de auxilio a la torre de control del Aeropuerto (luego siempre no) y varios ya habían dicho que en la nave estaba el Secretario de Gobernación.

De nuevo, la desorganización de las fuerzas del orden. El día del accidente los mismos guardias policiacos levantaban pedazos de fuselaje del avión y se tomaban la foto 'del recuerdo' del asunto. La gente pasaba casi libremente por el lugar. De ahí, quizá, el hecho de que hubiera fragmentos de la nave perdidos.

Por supuesto, esto dificultó el trabajo de recolección de evidencia. ¿Cuál evidencia quedó intacta si eso era un desorden? ¿Cómo saber si determinada prueba era o no parte importante del accidente, si no había sido movida, si incluso alguien no llegó y se llevó pruebas del sitio?

El Presidente fue poco explícito en su discurso para lamentar la muerte de su amigo, que también se me hizo bastante apresurado, como si debiera satisfacer la curiosidad de los medios antes de hacer un discurso bien pensado que no diera a entender nada aparte de que había sido un accidente. Sus reacciones posteriores tampoco fueron las mejores, casi haciendo a Mouriño un mártir de la democracia porque siempre fue 'perseguido' por otras huestes políticas. ¿Para qué estas declaraciones?

Finalmente el hecho de que las cajas negras se decía primero que iban a tardar de un mes en adelante en ser analizadas y sin embargo presentan una especie de pre-conclusiones (si es que eso existe) con el fin de acallar los rumores, supongo, pero ¿esto es válido?

No sé, pero creo que la estrategia de Comunicación y también la coordinación en emergencias del Gobierno (a todos los niveles, no sólo el Federal) podría mejorar y mucho. Deberían, ahí sí, gastar para aprender de los mejores en esos aspectos, porque hasta ahora manejándose solos lo único que queda es una sensación de desorden y confusión.

2 comments:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Perfil de Detrás de Mi Cristal en Google+