Ojalá la política mexicana fuera así de interesante

¿A qué me refiero? A cómo manejan la política los estadounidenses. No sólo ahora que es la Convención Nacional Democrática sino desde que inició la campaña presidencial (y aún antes, en EU parece que sí es más interesante y relevante lo que pasa con los políticos, no los devaneos sin sentido que hay aquí).

Entre lo sobresaliente, el hecho de que Hillary y Bill Clinton se alinearan y apoyaran a Barack Obama en su candidatura (aún cuando fueron sus más férreos rivales) indica que, aunque duela, cuando es necesario los políticos de un mismo partido en EU se unen en un solo frente.

Acá ni siquiera es posible pensar en una convención o reunión de cualquier partido en el que los diferentes grupitos se peleen como verduleros/as del mercado (ejemplos: la pelea en el PRD por la dirigencia, los pleitos en el PRI desde Roberto Madrazo y Elba Esther Gordillo, en Convergencia el pleito entre la ex candidata a la Presidencia Patricia Mercado y el nuevo jefe del partido).

¿Qué tan importante es la política en EU? El hecho que YouTube tenga un sitio exclusivo para mostrar lo que está pasando en la Convención ya se me hace algo muy diferente a lo que pasa en México. Aquí habrán abierto el Canal del Congreso, pero, a menos que ocurra una pelea campal, una toma de la tribuna o cualquiera de las muestras tan 'civilizadas' de política que tienen los Diputados, ¿quién se avienta la soporífera tarea de verlos? Nadie más que los pobres reporteros y periodistas que tienen que hacerlo porque es su trabajo.

Y además, la retórica usada en los discursos es verdaderamente sobresaliente. Nada más ayer, aunque Joseph Biden sea criticado por ser alguien 'dentro del sistema' (es decir, todo lo contrario a Barack Obama, cuya principal frase de campaña ha sido "Cambio en el que podemos creer"), el Senador ahora candidato a Vicepresidente se las arregló para vapulear a John McCain, candidato republicano a la Presidencia de EU.

En primer lugar dijo que no se necesitaba a un militar, sino a un líder inteligente que guiara al país. También afirmó que conocía a McCain desde hace varios años, pero no estaba de acuerdo con el rumbo que quería darle al país, el cual básicamente es el mismo que lleva George Bush. Insinuó continuamente que McCain era más de lo mismo y dijo que, si Obama y él llegaran a ganar, no sería de temer el hecho de tratar con la Oficina de la Vicepresidencia (como es hoy en día debido al recio control que tiene Dick Cheney en la política de EU).

Acá, qué esperanzas. La mayoría de los políticos no sabe ni lo que es retórica. Creen que discursos larguísimos y soporíferos logran más que algo conciso, claro y directo (además, no saben ser ni concisos, ni claros, mucho menos directos). Se 'queman' apareciendo en cuanto posible acto propagandístico puedan (de hecho, Obama esperó hasta el tercer día de la convención para aparecer en vivo) y su plataforma política es vaga, sin propuestas siquiera medianamente medibles y cuantificables.

Ojalá algún día nuestros políticos aprendieran algo más de esta práctica, que no creo que no tenga errores, que pueda servir para manipular al público, pero sirve muchísimo más para involucrar a la gente en decisiones que les afectarán. Aunque, posiblemente su afán de hacer la política sólo para iniciados sea una forma de excluir a todos del proceso y por lo tanto, gobernar sin intervención de quienes gobiernan.

Actualización:  Después de ver y leer el discurso de Barack Obama de este jueves, de verdad que si los políticos mexicanos tuvieran un poquito, una pizca de esta habilidad política para establecer sus ideales, los mexicanos no estaríamos tan desencantados con el mundo político mexicano y nos involucraríamos más. Realmente un gran discurso.

3 comments:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Perfil de Detrás de Mi Cristal en Google+