Maternidad: un cerebro modificado, sabiduría ganada

En la página de la revista Parenthood encontré una reflexión que me pareció bastante pertinente a la etapa que estoy viviendo. La autora, Margaret Renkl, afirma que tenía grandes planes para el tiempo que estuviera en casa con permiso de maternidad.

Según ella, la prioridad era por supuesto querer, cuidar y jugar con su bebé, pero de ninguna manera se convertiría en esas madres que no pueden hablar de otra cosa que no fuera su bebé. Mientras su bebé dormía, rentaría películas y vería las noticias. También leeria libros: novelas, poesía, biografías.

Por supuesto, nada fue de esta manera. Todo se redujo a cuidar de su bebé y dormir. Esto debido a que su hijo dormía en lapsos muy pequeños para poder descansar, por lo cual tuvo que adoptar el sistema de 'dormir cuando el bebé duerme'. Por supuesto, esta esperanzada madre intentó leer "Cumbres Borrascosas", pero después de leer las 4 primeras páginas al menos tres veces sin intender ni una palabra, tuvo que renunciar a su intención.

Además, se encontró a sí misma enviando fotos de su adorable hijo a su familia, escribiendo descripciones detalladas de cada señal de crecimiento que su hijo lograba y leyendo "Qué esperar el primer año".

Todo esto la llevó a la conclusión de que el hecho de que una madre se concentre en su hijo los primeros meses e incluso años no significa que pierda su capacidad de pensamiento abstracto y de involucrarse en el mundo 'sin bebés'.

El hecho de que una mamá no esté reflexionando sobre política y arte no significa que no esté usando lo mejor de su mente. Todo este tiempo que no se utiliza en estas actividades se está usando para un objetivo igual o más importante: ayudar a crecer, a desarrollar en cuerpo y mente a un ser humano, desde su mismo origen. Un ser humano que sea curioso, pero cuidadoso, que tenga cualidades como generosidad, buenos modales, gratitud, buen humor. Es decir, una madre imparte todo un curso de desarrollo humano e interacción social.

Estas actividades mentales cuentan como pensamientos reales. Aunque al lado de cuestiones como las noticias parezcan 'frívolas', al final lo que una madre aprende es cómo un ser humano se forma. A través de la maternidad uno trata de entender, para enseñárselo a nuestros hijos, qué es realmente importante en ese pequeño espacio que los seres humanos tenemos entre el nacimiento y la muerte.

0 comments:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Perfil de Detrás de Mi Cristal en Google+