¿Derechos peatonales?

De verdad que quienes no tenemos la suerte de contar con un auto (aunque sea uno destartalado y viejito, pero que camine) tenemos que sortear todo tipo de dificultades.

Para empezar, esas unidades de transporte (sean microbuses, combis, camiones) que parece que ya dieron de sí todo lo posible y aún siguen circulando son un peligro para los peatones.

En ellos no existen los cinturones de seguridad, los asientos parecen a punto de desarmarse a la menor provocación, las ventanas parecen sostenidas con plastilina, en fin... En un accidente no les quiero contar cómo le va a la gente, más a los ancianos, niños, mujeres embarazadas como yo... Es horrible esa inseguridad.

A eso se le añade que los choferes se creen los dueños del camino y casi casi de la vida de los que transportan. Avanzan a velocidades de bólido, de modo que uno apenas puede sostenerse en el asiento o peor aún, de pie. Por supuesto, siempre hay sobrecarga (entre más 'ganado' le metan, han de pensar, más sacan).

Por último, hacen de la ruta lo que quieren. Hoy me tocó un chofer de combi que nos bajó a los pasajeros a otra que venía atrás. Presuntamente nos preguntó nuestros destinos (como para asegurarse que sí nos llevara). Pero oh, sorpresa, la otra combi no iba a nuestro destino, sino un poco antes.

Si infracciones mayores a éstas no son tomadas en cuenta, ¿quién podrá ayudarnos en estos casos? En fin, que ojalá en lugar de hacer puentes, segundos pisos y distribuidores viales las autoridades se preocuparan por darle un buen servicio a la gran mayoría que no tenemos auto. A lo mejor algún día alguien nos toma en cuenta.

0 comments:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Perfil de Detrás de Mi Cristal en Google+