¡Me declaro una Grinch!


Es oficial... Soy una Grinch.

Me explico... Cada que llega Navidad, Reyes y de hecho cualquier celebración similar (Día del Amor y la Amistad, Día de las Madres, del Padre, de Muertos y anexas) me gustaría ser automáticamente teletransportada a un planeta donde no existan estas fiestecitas y regresar ya que se acaben.

Me parece que todo, desde Navidad hasta el Día de Reyes Magos, pasando por los otros que mencioné, se ha vuelto un evento mercadotécnico que los únicos interesados en mantenerlos vivos son jugueterías, florerías, tiendas de regalos, entre otros, porque para el común de la gente hace mucho que dejó de tener significado.

Comenzando por Navidad, pero aplicándola a todas las demás fechas... ¿Quién, pero quién se acuerda, real y verdaderamente, el significado que pudo haber tenido este fecha? Yo no soy católica, si acaso de nombre nada más, pero se supone que, para quienes lo practican, es el nacimiento de un hombre que vino a enseñar multitud de cosas, entre ellas humildad, amor al prójimo, caridad, paz... Todas esas palabras que perdieron ya su significado, pero que si las aplicáramos esa noche significarían no pelearse por tonterías, compartir con gusto la comida y bebida, moderarse en el beber para no lastimar a otros con nuestras palabras y acciones, no presumir si se recibió o no regalos y el costo de cada uno de ellos, etc.

Significaría compartir con felicidad la fecha, sin estar pensando qué vamos a regalarle a hijos, cónyuges, familiares cercanos y lejanos, amigos, compañeros de trabajo. Pasársela bien con gente que te quiere y a la que quieres... Todo en un sentido más espiritual.

De veras que no puedo creer que todo se haya convertido en ir a buscar el regalo más vistoso, muchos meses antes incluso (aquí desde octube están promocionando los regalos que el Niño Dios, Santa Claus o los Reyes Magos van a traer) porque así lo exigen las reglas, endeudarse como si no fuera a haber otro año por 'hacer felices' a nuestros seres queridos, cuando en realidad no hacerlos dependientes de lo material para sentirse satisfechos, sino darles cosas intangibles como nuestro tiempo, estar con ellos, tratarlos bien DIARIAMENTE sería un regalo más grande que cualquiera que pudiéramos darles.

No puedo creer lo que me contaban por ahí que, al invitar a sus amigos y familiares a una pequeña reunión en las fechas posteriores a Navidad, sólo por compartir el momento y el festejo, muchos no fueran ¡porque no tenían dinero para llevar un regalo! Y esta persona me decía que en serio no esperaba un regalo, sólo estar con la gente que quería... Y aunque año tras año se los dice, nunca le creen...

En fin, por eso digo que, si ser consumista, preocuparse más por el regalo o cómo lucirá de llena de luces y adornos tu casa (en Navidad específicamente), qué tanto comerás, si te pondrás borracho 'por festejar' y ver sólo lo material es estar en humor festivo ¡me declaro una total Grinch!

1 comments:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Perfil de Detrás de Mi Cristal en Google+