¡Qué calor!

De repente ya no sabe uno si preocuparse, reirse o qué por estas cosas...

Según leía últimamente, la cuestión del clima y su manejo en los medios a veces es exagerado, incluso amarillista, para atraer la atención de la gente...

Pero ¿qué puede uno pensar cuando lee notas como ésta?

http://www.msnbc.msn.com/id/14174161/

Según la nota, una mujer desde hace tres años tuvo la ocurrencia de hornear galletas en el tablero de su auto... ¡Sí, hornear!

Es decir, la mujer deja las galletas en sus bandejas, cierra la puerta de su auto y se va a trabajar...

La temperatura debe estar a 35 grados... Pero dentro del auto pueden alcanzar, con las ventanas cerradas, los 200 grados necesarios.

Simplemente, de locos...

Popular posts from this blog

De feminismo, feminicidio y pifias de la autoridad

¿Y con estas profesoras queremos buena educación? ACTUALIZACIÓN

No es que no entiendan... es que no les interesa