Justificaciones humanas

De acuerdo a un artículo publicado en el New York Times los humanos tenemos una tendencia que acrecienta cualquier conflicto.
Cuando somos agresivos con otra persona, nunca pensamos que fuimos el primero en golpear. Al contrario, justificamos nuestra acción como respuesta a lo que la otra persona hizo antes. Y en contraste vemos la respuesta de la otra persona no como consecuencia de lo que nosotros hicimos, sino como la causa de mayor conflicto posterior.

Otra situación, también estudiada por los psicólogos, es que cuando se pide a personas responder con la misma fuerza cierta acción física de un contrincante, por más que la persona lo intente, siempre aplicará cada vez más fuerza que la que debe. Esto porque el dolor que inflingimos a otros lo sentimos con menor fuerza que el dolor que recibimos, el cual percibimos como mayor de lo que realmente es.

Esto implica que, no importa cuánto queramos justificarlo, la verdad, la violencia sólo traerá más violencia. En las consecuencias de este tipo de acciones siempre habrá víctimas inocentes, siempre se llegará al punto donde será imposible solucionar cualquier acción que se haya tomado.

Ojalá todo esto lo pudieran ver quienes se enfrascan en pleitos absurdos y alguno supiera aplicar suficiente sabiduría como para parar lo que no lleva más que a la total destrucción.

Ya vimos que en Israel y en Líbano, por más que ambos bandos quieran justificar sus acciones, ninguna es justificable. Enmedio queda la gente que no está inmiscuida en la política, quienes no tienen nada que ver, como los niños fallecidos en Cana.... Como las personas que tienen que huir de sus hogares tras haber recibido llamadas amenazadoras del ejército israelí de que bombardearán su casa...

¡Qué lástima que en la tierra donde se supone nació uno de los hombres que predicó el perdón al enemigo eso no exista!

2 comments:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Perfil de Detrás de Mi Cristal en Google+