Tan divertido como un ataque cardiaco

Por lo visto quienes se encargan de darte salud en este País piensan que uno es una especie de animal que tiene que entrar al redil de sus reglas para poder tener 'el privilegio' de que te atiendan si estás enfermo o incluso, que te salven la vida en una emergencia.

¿Cómo es eso? Pues simple, resulta que para poder recibir atención de parte del honorable IMSS (que es el Instituto Mexicano de Seguridad Social, oficialmente, pero en realidad su nombre extraoficial es más real, el Importa Madres Su Salud) tiene uno que levantarse (al menos en esta ciudad) a las 4 de la mañana (según explicó el personal de recursos humanos de esta empresa) y estar ahí para recibir una ficha para que te atiendan ese día, antes de que se terminen y de esa forma, poder a las 6 de la mañana ir a que te registren.

¿Y todo para qué? Para que cuando tengas una emergencia en la calle no te dejen ahí tirado porque 'no estás afiliado' o cuando te sientas muy mal y no puedas ir a trabajar, vayas, te registres, te estés ahí horas y horas y horas, así te estés muriendo prácticamente y entonces certifiquen que estás enfermo al final del día. Bonito, ¿no? Así es la Ley, así están las cosas, nuestro servicio de salud, como decía es tan divertido como un ataque cardiaco.

Popular posts from this blog

De feminismo, feminicidio y pifias de la autoridad

Michelle Obama, sus presuntos celos y lo que dice de nosotros

¿Y con estas profesoras queremos buena educación? ACTUALIZACIÓN